¡A gobernar!

Artículo del Portavoz del Grupo Municipal Socialista, José María Pérez, publicado en La Nueva España el Lunes, 19 de diciembre de 2016.

http://www.lne.es/suscriptor/gijon-opinion/2016/12/19/gobernar/2030429.html

Estos días se afanan algunos en justificar su complicidad con el gobierno de Carmen Moriyón. Quienes le permitieron tras las últimas municipales acceder a la Alcaldía de Gijón, hoy quieren convencer a la opinión pública de que los de Cascos son gente seria, cumplidora y de confianza. Tan es así que los dirigentes de Podemos piden a sus bases la colaboración para un presupuesto municipal que no cumple con los mandatos plenarios que ellos mismos impulsaron, contando con el arrope de IU, a quien su acuerdo nacional con los de Iglesias sitúa en una posición seguidista que nada tiene que ver con su trayectoria en esta ciudad.

Son muy libres de apoyar a la derecha local y regalarle la confianza de sus votantes de izquierda, pero no falten a la verdad: ni FORO ha cambiado respecto a su primer mandato municipal, ni ahora gestionan mejor los recursos públicos, ni tampoco cumplen con sus obligaciones en materia social o de empleo. Ahí están los innumerables acuerdos del Pleno municipal que han ignorado deliberadamente en estos meses, entre ellos el que suponía dedicar dinero del remanente de Servicios Sociales (lo no gastado en años anteriores) a un plan de emergencia social. No hacen lo que prometen y todos lo saben, aunque ahora silben para disimular. Y también saben que nada queda de la tan cacareada “renta municipal”, salvo el nombre, porque ya les ha dicho Couto que van a hacer lo que decía el programa electoral de FORO en la materia, así que no vengan en unos meses a lamentarse por un nuevo engaño: si se engañan es porque quieren y les conviene, aunque pretendan que pensemos otra cosa.

El 13 de junio de 2015 la candidata del partido de Francisco Álvarez Cascos fue elegida Alcaldesa de Gijón pese a que en el Pleno éramos mayoría quienes nos habíamos presentado a las elecciones comprometiendo que eso no iba a suceder y que habría un gobierno de cambio ¿Por qué fue así? Porque la marca local de Podemos decidió que no quería un acuerdo con IU y el PSOE y, por tanto, mostraba su preferencia por tener a la derecha al frente de la ciudad. Quisieron apartarse de FORO antes de las elecciones pero luego les regalaron las llaves de Gijón como había hecho el PP cuatro años antes.

Entonces no quisieron gobernar ni apoyar un gobierno diferente con el que podían compartir más elementos. Les venía mal: el “sorpasso” al PSOE era absolutamente prioritario e IU era una fuerza que despreciaban y consideraban subalterna. No querían ni gobierno “a la valenciana” ni ninguna otra fórmula que no les diese a ellos lo que las urnas les habían negado.

Han pasado 18 meses y su acuerdo con el partido de Álvarez Cascos —ahora aliado del PP en elecciones generales y en el gobierno de España— se ha ido poniendo de manifiesto sistemáticamente. Es su decisión premeditada y han optado por dedicarse a pedir que se hagan cosas que el gobierno no hace para luego criticarlo y decir que es malo y no cumple. Eso sí, decirlo en voz baja, sin hacer mucho ruido, porque lo contrario pone en entredicho toda su estrategia.

Pasado este tiempo, este cuento ya no vale. Les toca asumir responsabilidades, afrontar la gestión de lo que piden y les prometen pero que no hacen. Ya no vale quejarse con la boca pequeña de que FORO hace políticas de derechas mientras ellos les van regalando en cada Pleno los votos necesarios para que sigan igual, sin cambiar de rumbo, sin cumplir lo que allí se acuerda.

Lo que están haciendo en Gijón es similar a lo que hicieron en Madrid cuando votaron NO a un candidato socialista a la Presidencia del Gobierno llevándonos a unas segundas elecciones generales que reforzaron a Rajoy. Aquí también están repitiendo el mismo NO a los socialistas en cada ocasión negándose a cualquier acuerdo por la izquierda. Pues asuman su responsabilidad: dejen de ser la sombra de FORO y formalicen un acuerdo real de gobierno. No engañen a la ciudadanía y muestren con claridad sus preferencias.

De este modo, se daría el sano ejercicio de asumir la responsabilidad de sus decisiones, puesto que son el partido que da estabilidad al gobierno de FORO en Gijón, aunque quieran esconderlo pretendiendo solo la autoría de lo que consideran que les viene bien. Ese proceder es propio de lo que ellos mismos han denominado “vieja política”, muy vieja.

Urge corregir el rumbo porque la renuncia a gobernar y a hacer oposición —a las dos cosas— de esa parte de la izquierda que representan produce un riesgo evidente de que la derecha se consolide en el gobierno municipal de Gijón pese a carecer de más proyecto que aguantar otro día más en la Alcaldía. Pero también porque es realmente obsceno ver como la agresividad verbal de Podemos contra el gobierno de Javier Fernández, se convierte en voluntad de diálogo y de acuerdo con el gobierno de Carmen Moriyón.