Barrio de Portuarios: Cuando la realidad desmiente a la propaganda

La calidad de vida de los vecinos depende de muchas cosas. El compromiso municipal es una de las que puede mejorarla y contribuir así, al mismo tiempo, a dinamizar la economía, generar empleo y mejorar los servicios. De eso hemos hablado con los vecinos de Portuarios, molestos por las promesas incumplidas del partido de Cascos y los anuncios de otras actuaciones que carecen de presupuesto.

Los vecinos del barrio nos han mostrado la situación y los problemas que tienen. Frente a la propaganda en los buzones, el proyecto de reforma de las viviendas sigue parado. Frente a las promesas de actuación, nos han enseñado la parálisis que sufren.

En las fotografías que acompañan este comentario puede verse el estado de la reforma del edificio que sirve de sede a la asociación. El ayuntamiento se puso a reformar su interior hace cosa de un año y aún no han rematado la obra. Hay humedades donde antes no las había, problemas con un suelo imposible de limpiar, faltan las bajantes de agua, … El campo de fútbol que usa el equipo del barrio es un gran charco con hierba, el transporte público no cubre las necesidades de la zona y los vecinos reclaman programas de empleo que les den alternativas de formación y ocupación.

Nos han contado cosas muy parecidas a las que nos contaron en el vecino barrio de Pescadores y en otros de la zona: la propaganda municipal describe cosas que no han hecho y cuenta como cosas hechas proyectos que sólo están en el papel. El compromiso con los vecinos y vecinas no consiste en prometer como candidato. Consiste en poner los medios como gobernante para que los problemas se resuelvan, y eso es justo lo que no ha sucedido en este tiempo y tenemos que cambiar para que Gijón funcione.IMG_3756 IMG_3780

Edificio de la asociación de vecinos de Portuarios. Los canalones vierten el agua a la fachada.

Edificio de la asociación de vecinos de Portuarios. Los canalones vierten el agua a la fachada.

IMG_3763 IMG_3750 IMG_3737