César González: “Los temas sociales exigen rigor y planificación, no más ocurrencias”

  • Los programas sociales necesitan planificación y coordinación con otras áreas, como las de formación y empleo, inexistente en Gijón.

  • Quienes proponen copiar a A Coruña, Baleares o Barcelona saben que allí no hay Salario Social

  • El “copia-pega” de medidas de otras ciudades ignora el contexto existente en Gijón

El concejal del Grupo Municipal Socialista, César González, ha reclamado hoy un debate serio y riguroso para planificar las políticas sociales en Gijón y ha lamentado el mensaje “desolador” que se está lanzando a las familias en dificultades económicas al afirmar que solamente tienen un problema de renta. “Los temas sociales exigen rigor y planificación, no más ocurrencias”, ha señalado.

El PSOE ha presentado una serie de enmiendas a los presupuestos municipales para ampliar los programas sociales, de formación y de empleo con el fin de colaborar con las familias a salir de la situación de exclusión social que padecen. La falta de capacidad de gestión del gobierno de Moriyón y la descoordinación del área social municipal con otros departamentos del Ayuntamiento ha supuesto desaprovechar mucho dinero, pero, sobre todo, ha dejado en el olvido a miles de familias de la ciudad que sufren las consecuencias de la crisis.

Por todo ello, los socialistas apuestan por un cambio profundo de la atención social en Gijón, con políticas activas que den respuesta a los diversos problemas sociales y económicos. Es necesario diseñar marcos de intervención ajustados a las necesidades de las familias y disponer de más recursos para el apoyo a las personas desempleadas, en actuaciones de dirigidas a la infancia, en programas de prevención de drogas o para la mediación de calle.

A día de hoy, el gobierno de Foro no ha aclarado cómo se va a desarrollar lo que han denominado “renta municipal” e IU y Podemos han pasado de utilizar esa denominación a hablar de un “plan de emergencia”, que ofrece pocas novedades con las ayudas que ya existían. No es menos llamativo que todas las propuestas que estos grupos han presentado y que parece aceptar FORO, estén basadas en lo que se hace en ciudades en las que no existe nada similar al Salario Social asturiano porque el “copia-pega” selectivo que practican ignora la realidad gijonesa y las diferencias con esos municipios.

En este sentido ha explicado que la situación de comunidades autónomas como Galicia o Baleares “poco o nada tienen que ver con la realidad de Asturias”. Así se ha referido a la renta de inserción existente en una ciudad como A Coruña en la que, pese a tener el mismo tamaño que Gijón, esta renta llega a menos de 1.000 familias, un dato que contrasta con las 5.000 familias gijonesas que reciben el salario social, y en Baleares no existía un instrumento de estas características.

El edil socialista ha lamentado, refiriéndose a Podemos, que “los mismos que dan la espalda a un presupuesto regional con 108 millones de euros para salario social, de los que unos 30 millones llegarían a nuestra ciudad, están dispuestos a dar un nuevo voto de confianza a un gobierno de derechas que ha demostrado año tras año que es incapaz de ejecutar su presupuesto en materia de bienestar social, ni de explicar cómo y en qué condiciones se va a poner en marcha esta renta municipal”.

Además, ha destacado que la renta social “en ningún caso se sumaría a la recepción del salario social, si no que la cantidad que una persona recibiese en concepto de esta renta, restaría a la recibida en concepto de salario social tal y como ya sucede con otras ayudas públicas como las pensiones no contributivas o los subsidios por desempleo. Por eso ha hecho hincapié en que en ningún caso se sumarían ambas ayudas y que “no se puede engañar a la gente”.

Por último ha recordado que la primera propuesta de los socialistas en este mandato fue la de elaborar una Ordenanza reguladora de ayudas sociales, que pretendía, entre otras cosas, revisar los supuestos en los que se conceden ayudas como las de emergencia y estudiar la conveniencia de poner en marcha otras. Nada ha hecho el gobierno en este sentido y solo los socialistas han recriminado tal pasividad.