El PSOE se ratifica en sus críticas sobre la falta de limpieza y de control municipal en el concurso público para la redacción del PGO

Fotografía del blog "Comunica : Ciudad" donde se ve a Miguel Couto (izquierda de la imagen) y Emilio Ariznavarreta ilustrando una información en la que puede leerse que "el equipo redactor hizo entrega del documento de aprobación inicial" del Plan General de Ordenación de Gijón. Puede leerse la información completa siguiendo este enlace: http://comunicaciudad.com/entrega-del-documento-de-aprobacion-inicial-del-pgo-de-gijon/

Fotografía del blog “Comunica : Ciudad” donde se ve a Miguel Couto (izquierda de la imagen) y Emilio Ariznavarreta ilustrando una información en la que puede leerse que “el equipo redactor hizo entrega del documento de aprobación inicial” del Plan General de Ordenación de Gijón. Puede leerse la información completa siguiendo este enlace: http://comunicaciudad.com/entrega-del-documento-de-aprobacion-inicial-del-pgo-de-gijon/

  • El gobierno municipal acepta implícitamente su responsabilidad y falta de argumentos al no haber contestado, en ningún sentido, a las críticas vertidas por el PSOE

  • El Portavoz Socialista puso el pasado lunes a disposición de la Decana del Colegio de Arquitectos y su esposo los documentos que avalan las declaraciones realizadas sin que estos hayan accedido a comprobarlos

 En relación con las diferentes manifestaciones que se están produciendo sobre el concurso público para la contratación de la redacción del PGO el Grupo Municipal Socialista quiere manifestar lo siguiente:

1º.- Que se ratifica en todas las críticas que ha realizado y en cada uno de los datos que ha hecho públicos porque se basan de manera clara y fehaciente en información que obra en el expediente municipal del contrato, sobre la que no cabe error de interpretación de ningún tipo.

2º.- Que no estamos planteando cuestiones particulares, sino deficiencias graves advertidas en un contrato público del Ayuntamiento de Gijón que salió a licitación por un importe máximo de 600.000 euros.

3º.- Que el gobierno municipal acepta implícitamente su responsabilidad y la falta de argumentos para defender la legalidad del concurso público para la redacción del PGO al no haber respondido a las críticas vertidas por el PSOE en el pleno municipal del día 1 de agosto, sobre la participación en la terna de expertos que valoró las propuestas de las empresas presentadas al concurso, de una persona con vinculación directa con uno o varios de los profesionales que constaban en la propuesta de la empresa que resultó adjudicataria.

4º.- Que el apartado 8 del cuadro de características particulares, que cualquier persona puede consultar a través de la web, y que sirvió como base para el concurso prohíbe, de manera expresa, la subcontratación.

5º.- Que Sonia Puente, actual Decana del Colegio de Arquitectos, participó en la mesa de contratación valorando la parte subjetiva de las ofertas presentadas a pesar de que su esposo, Miguel Couto Álvarez, era uno de los profesionales que se incluían en la relación de personal que integraban la oferta que más puntos recibió en dicha parte del concurso. Aunque Miguel Couto Álvarez ha facilitado la página 129 de la oferta con la estructura organizativa del equipo, omitió las páginas 143 y 146 en las que figura su nombre y nivel de dedicación previsto (ver el pdf al final de la página). La razón por la que su nombre es el único de todo el equipo que no aparece en la citada estructura organizativa que figura en la parte pública de la oferta es algo desconocido para el PSOE y que no ha sido explicado por nadie.

6º.- El lunes 1 de agosto Sonia Puente mantuvo una conversación telefónica con el Portavoz municipal del PSOE, José María Pérez, quien le ofreció que ambos se reunieran personalmente para mostrarle la documentación que ella valoró y en la que figuran los datos citados en el párrafo anterior sobre su esposo. Sin embargo, y a pesar de los múltiples comunicados que han hecho públicos (incluidas las comunicaciones internas que ayer transmitieron a las y los arquitectos colegiados de Asturias), ni la Decana ni su esposo han accedido a comprobar la documentación.