Espíritu navideño

  • Artículo del concejal, César González, publicado en El Comercio

Todo indica que Foro podrá sacar adelante los presupuestos de 2017 con la ayuda de Podemos e IU. La escenificación pública de un acuerdo gestado entre bambalinas en las últimas semanas tuvo lugar en el Pleno municipal de de este mes de diciembre cuando la derecha casquista aceptó de incorporar 4 millones de euros del remanente (dinero sin gastar de otros ejercicios) de la Fundación Municipal de Servicios Sociales para un concepto que nadie sabe definir.

La propuesta inicial de Podemos, y requisito imprescindible para facilitar la aprobación del presupuesto, era una “novedosa” renta municipal que día a día parece convertida en una línea de ayudas que podría servir para la adquisición de ropa, el arreglo de electrodomésticos o la compra de unas gafas. Y claro, esta propuesta ya no resulta tan novedosa aunque se siga denominando “renta municipal”.

Si nos retrotraemos al inicio del mandato y recordamos el debate que se produjo para acordar lo que se denominó como Plan de Choque, la propuesta inicial de Foro era muy similar a la que ahora se plantea ya que, tal y como el Sr. Couto en el último Pleno, buena parte de esas medidas iban en su programa. Sin embargo, por aquel entonces, los grupos de la izquierda acordamos cambiar esa propuesta por medidas más concretas que tenían que ver entre otras cuestiones con la subvención, con asesoramiento incluido, de suministros energéticos, con el aumento del parque de viviendas públicas, con garantizar el acceso a actividades de ocio a cualquier niño/a o con una apuesta más decidida por los planes de empleo. Se evitó entonces que las medidas aprobadas fueran únicamente asistencialistas.

La reflexión sobre las ayudas municipales existentes y sobre las que se pusieron encima de la mesa durante aquellas semanas llevó al PSOE a proponer en el Pleno la elaboración de una Ordenanza reguladora de ayudas sociales, de forma que se estableciera un marco estable con requisitos de acceso, trámites a realizar y tipos de ayudas municipales. Invitábamos entonces a reflexionar con el personal municipal, las profesionales del sector y el tejido asociativo sobre esta cuestión ya que esta es la única vía para garantizar derechos. De lo contrario la puesta en marcha de cada convocatoria de ayudas dependerá del criterio arbitrario del gobierno de turno.

Pese a la aprobación por parte del Pleno, con voto favorable de Foro, nada se sabe de la ordenanza. No interesaba establecer derechos. Del mismo modo que nada se sabe de otras propuestas socialistas en materia social que tienen que ver con la infancia y adolescencia, con las personas sin hogar, con los problemas de convivencia o con el desarrollo de programas de salud. Nada.

Pero lo mismo ocurre con iniciativas de otros grupos. Nada se sabe de un Plan de lucha contra la exclusión residencial, ni de un Plan de rescate ciudadano que se iba a dotar con 2 millones de euros del remanente de Servicios Sociales, ni de un Proyecto dirigido a jóvenes extutelados que también iba a financiarse con cargo al manido remanente, ni de un Plan de actuación comunitaria intercultural, ni de un Servicio de atención municipal de urgencias sociales, muy similar en sus términos, por cierto, al SUMGI propuesto por el PP hace 4 años. Nada se sabe de todas estas propuesta de Podemos. Nada de nada.

Y no se vayan a pensar que desde Podemos e IU no son conscientes de ello. Tanto el Sr. Suárez del Fueyo como el Sr. Martín se lamentaron amargamente de los incumplimientos de la Sra. Moriyón en el Pleno de debate del estado del municipio celebrado en septiembre y ambos pusieron un acento especial en la incapacidad en materia social. “La gestión de los Servicios Sociales y Vivienda es mala, muy mala, nefasta”, clamaba el líder de Podemos, quien añadía que únicamente “se ponen parches que cronifican las situaciones con medidas asistenciales cada vez más próximas a la beneficncia sin haber realmente una intervención tendente a que las personas y familias salgan de esta situación, ni se crea empleo digno ni la protección social es adecuada y suficiente. Hay que reformular los Servicios Sociales”.

Un servidor comparte lo expuesto hace tres meses por el Sr. Suárez del Fueyo y por ello desde el PSOE planteamos una serie de medidas que buscan esa reformulación de la política social en Gijón con medidas de intervención que van a la raíz de los problemas, que han de coordinarse con las políticas de empleo y que deben acompañarse con programas preventivos.

Alguien me tiene que explicar cómo en tres meses se puede pasar de la intervención a lo asistencial, de programas comunitarios a ayudas finalistas, de la desconfianza a la fe ciega. Alguien me tiene que explicar cómo se pasa de exigir una reformulación de los servicios sociales a avalar el programa electoral de Foro en materia social. Hay quien podría pensar que es obra y gracia del espíritu navideño.