Gijón: solidaridad y justicia

Una niña siria aguarda en un campo de refugiados. Fotografía: La Vanguardia.

Una niña siria aguarda en un campo de refugiados. Fotografía: La Vanguardia.

 

  • Gijón debe dedicar recursos a colaborar para paliar la situación de las víctimas de la guerra.
  • El PSOE ha pedido la constitución inmediata del Consejo Municipal para la Cooperación y la Solidaridad de Gijón para abordar medidas de apoyo a los refugiados sirios.
  • Consideramos que este es el ámbito adecuado para acordar con las ONGs que operan sobre el terreno medidas de ayuda a las víctimas de la guerra.

Hoy hemos pedido que se constituya con carácter urgente el Consejo Municipal para la Cooperación y la Solidaridad de Gijón con el fin de analizar medidas de apoyo a las víctimas de la guerra en Siria. El PSOE ha presentado otras iniciativas en el Congreso de los Diputados, ha anunciado actuaciones desde el Gobierno del Principado de Asturias y ha planteado que se cree una red de ciudades dispuestas a colaborar en programas humanitarios que contribuyan a paliar la grave situación que sufren cientos de miles de hombres y mujeres sirias.

La propuesta ha sido presentada en la Junta de Portavoces celebrada hoy en el Ayuntamiento incluyendo el nombramiento de los miembros de este Consejo en el orden del día del Pleno municipal que se celebrará el próximo jueves 10 de septiembre. Esto permitirá que se reúna y que se trate inmediatamente este tema, cosa que hemos pedido que se haga con urgencia tras el Pleno.

El Consejo Municipal para la Cooperación y la Solidaridad de Gijón está integrado por todos los grupos municipales y representantes de diferentes ONGs constituyendo un lugar muy adecuado para abordar ayudas concretas que sirvan para mejorar las condiciones de vida en los campos situados en los países vecinos de Siria así como preparar posibles infraestructuras o servicios si la ciudad tiene que acoger a refugiados. En este sentido, hoy hemos manifestado nuestro convencimiento de que es necesario habilitar una partida del presupuesto de cooperación para este fin.

El conflicto sirio y la oleada creciente de refugiados que huyen de la guerra ha puesto en evidencia las lagunas de una Europa que quiere ser un gigante internacional pero es incapaz de tomar decisiones. Cuando se está produciendo en nuestras puertas una de las mayores crisis humanitarias, nuestro continente es incapaz de poner en marcha instrumentos para ayudar a quienes sufren la guerra y la violación de los derechos humanos. Europa no puede permitirse el lujo de ignorar lo que pasa en el mundo y menos aún dar la espalda a las víctimas de un conflicto que no quiso o no supo impedir.