¿Hacia dónde se dirige la política social de FORO, apoyada por Podemos e IU?


Es la pregunta que le planteó en el Pleno de enero el concejal, José Ramón García, a la edil de Bienestar Social. Y la respuesta sigue en el aire.

El pasado 28 de diciembre conocíamos a través de un medio de comunicación el cese de la directora de la Fundación Municipal de Servicios Sociales, que el gobierno local justificaba con la necesidad de encontrar a una persona con ganas que desarrollase la nueva política social prevista por los casquistas.

¿Hacia dónde quiere el gobierno de FORO ir?. Las políticas no las marcan las personas, las marcan los equipos de gobierno, y por eso el nombramiento de una nueva dirección para la Fundación de Servicios Sociales no garantizará que FORO abandone el asistencialismo con el que ha desarrollado lo social desde su llegada al Ayuntamiento hace cinco años, y al que ahora se suman Podemos e Izquierda Unida.

Cierto es que en 2017 han incrementado el presupuesto de lo social porque las necesidades en la ciudad también han ido en aumento. Pero no es menos cierto que esto lo ha hecho un gobierno caracterizado por dejar, año tras año, millones de euros de servicios sociales en el cajón. Con lo cual lo que tristemente acabarán consiguiendo es batir el récord de dinero destinado a las personas guardado en el cajón.

Si el cambio que al que tanto aluden es la nueva ayuda difusa aprobada junto a sus socios de Podemos e Izquierda Unida, lo único que harán será generar expectativas falsas entre las personas que más lo necesitan, cuya consecuencia será la frustración.

Las personas no necesitan humo y mentiras necesitan soluciones.