José María Pérez: “Alcanzaremos un acuerdo con la Autoridad Portuaria para lograr la titularidad municipal de los espacios de Poniente e integrarlos en Cimavilla”

  • “Integraremos la Fábrica de Tabacos, la Casa Natal de  Jovellanos y el Palacio de Revillagigedo en un gran polo cultural para dar impulso turístico al barrio y prestar servicio a los vecinos”.

  • “Foro ha sometido a Cimavilla al abandono más absoluto durante sus cuatro años de gobierno”.

El candidato socialista a la Alcaldía de Gijón ha apostado hoy por una intervención integral en el barrio de Cimavilla, para poder integrarlo con el resto de la ciudad, y darle de esta forma el impulso turístico que merece unas de las zonas más emblemáticas de la ciudad, adecuándola también a las necesidades de  sus vecinos.

Asimismo, el candidato socialista ha asegurado que  “alcanzaremos un acuerdo con la Autoridad Portuaria, para que el Ayuntamiento disponga de la titularidad de los espacios de la zona de Poniente”, que colindan con Cimavilla, y así poder acometer la segunda reforma que necesita el barrio, tal y como ya se hiciera hace 20 años, según ha recordado.

José María Pérez se ha reunido esta mañana con representantes de la Asociación de vecinos Gigia de Cimavilla, presidida por Aida Artime. En la visita realizada al barrio alto, el candidato pudo constatar   “el abandono más absoluto al que el gobierno de Foro lo ha sometido durante estos cuatro años”, tal y como ha señalado.

 Uno de los ejemplos  más flagrantes de este abandono, según ha señalado Pérez, es la Fábrica de Tabacos, para la que ya había un proyecto aprobado, que  Moriyón decidió aparcar y guardar en el cajón, como  hace con todo.

En este sentido, el número uno de la candidatura socialista en Gijón ha apostado por la creación de un gran polo cultural que integre la propia Fábrica de Tabacos, el Museo Casa Natal de Jovellanos y el Palacio de Revillagigedo, con el Centro de Cultura Antiguo Instituto y la antigua Escuela de Comercio.

Los socialistas quieren  recuperar uno de los espacios más simbólicos de la ciudad y hacerlo escuchando a sus vecinos, para definir junto a ellos, las necesidades más acuciantes de esta zona.