Momentos históricos

Mientras el bardo oficial lanza su última “muñeira” desde el pleno municipal, casi 30.000 personas desempleadas de Gijón han visto como se acabó el año 2014 sin que su Ayuntamiento realizase ni una sola contratación de los planes de empleo municipal.

Eso es histórico, al menos tomando como referencia la historia reciente: desde mitad de los años 90 del pasado siglo siempre había habido planes de empleo y formación promovidos por el Ayuntamiento excepto ahora, en medio de la mayor crisis de los últimos 80 años.

Frente a esa realidad, parece que hay quien considera como histórico el momento en que una entidad pública cede a otra una parcela por la que habían pleiteado para que la segunda convoque un concurso con las condiciones que fija la primera, que podía convocar el concurso directamente y no lo hizo. Un lío, ¿verdad? Pues eso es de lo que tanto alardean al hablar de un futuro concurso para buscar una empresa dispuesta a construir y pagar una residencia de estudiantes. Sin duda estamos ante un momento pero el adjetivo que le asignan suena tan banal como el compromiso de Moriyón con resolver los problemas de la ciudad.

Pero los momentos parece que no vienen solos. “Hemos estudiado durante meses una solución” decía hace un mes Carmen Moriyón para presentar una ocurrencia ferroviaria. Sin embargo, parece que no lo había “estudiado” bastante porque lo que le servía hace un mes hoy le resulta insuficiente. Sus estudios técnicos consistían en un papel pintado con colorines y hoy hemos visto que el plano se ha hecho más grande y los colorines se han extendido para ver si el eco aumenta y las encuestas cambian.

Y quieren que creamos que todo es histórico los mismos que quieren ignorar el pasado. Quizá les incomoda el hecho de que sus “estudiadas” ocurrencias electorales son sólo eso, ocurrencias, como también lo fue aquel túnel que Álvarez Cascos inventó ante unas elecciones y que enterró más de 100 millones en el subsuelo de Gijón. De aquellas banalidades vienen estas: con el mismo rigor y podría decirse que con el mismo autor.