Reclamamos acceso a la información económico-financiera que FORO niega constantemente a los grupos políticos

  • Llevamos más de un año y medio reclamando el acceso electrónico a los expedientes municipales y siguen diciéndonos que “ya se verá”

La concejala del Grupo Municipal Socialista, Marina Pineda, ha reclamado hoy al  equipo de gobierno que el acceso de todos los grupos políticos a la información que necesitan para ejercer su labor de oposición.

Para ello ha presentado una proposición en la que el Grupo Socialista exige que la Junta de Gobierno facilite a cada uno de los grupos municipales, en el plazo máximo de los tres días siguientes a remitirse al Ministerio de Hacienda, una copia de toda la información económico-financiera que el Ayuntamiento debe hacer llegar a la administración central en cumplimiento de las obligaciones legales y reglamentarias establecidas.

La edil socialista ha hecho hincapié en las dificultades que tienen los grupos políticos para acceder a la información en general, y sobre todo, a la económico-financiera porque “Foro predica la transparencia pero la practica muy poco”, ha señalado.

Como ejemplo se ha referido a la información relativa al nivel de ejecución  de las inversiones en 2014 y 2015, que el PSOE solicitó para afrontar la negociación presupuestaria y Foro “nunca facilitó”.

Asimismo se ha referido a la ejecución de las inversiones en 2016, también solicitada y no facilitada, hasta que el Grupo Socialista presentó un ruego en el Pleno del mes de noviembre, a raíz del cual el equipo de gobierno “nos entregó una información parcial y sesgada, que no reflejaba el estado de las inversiones”, ha asegurado.

La concejala del PSOE también ha destacado que los socialistas llevan más de un año y medio solicitando el acceso electrónico a los expedientes municipales y el gobierno de Foro continúa diciendo que “ya se verá”.

Por último, otra muestra de la falta de transparencia son los defectos de la web municipal, en la que la última cuenta general publicada es la de 2013 y los informes de morosidad datan de 2015.