Ministra, cumpla con Gijón. Alcaldesa, no rompa el consenso ciudadano.

  • FORO y Carmen Moriyón no pueden romper el consenso ciudadano y político que reclama que se inicie la estación intermodal a la mayor brevedad posible. Trasladar la estación de sitio lo rompería.
  • El Ministerio de Fomento y el PP rechazaron las enmiendas que pedían recursos para la construcción de la terminal de viajeros en 2016.
  • El tren sólo tendrá un papel central en la vida de Gijón si ese proyecto se inicia con rapidez.

Carmen Moriyón se reúne con Ana Pastor, Ministra de Fomento, para hablar de la estación intermodal de transportes de Gijón. Estaría bien que esta reunión se hubiese hecho a tres bandas, incluyendo al Principado de Asturias como tercer socio necesario, aunque bien está que se hable para ver si la cosa avanza.

La preocupación está, sin embargo, en cuáles son los objetivos de las partes. La Alcaldesa es conocedora del consenso ciudadano y político que reclama una estación intermodal, que se presente el proyecto constructivo, su financiación y sus plazos de ejecución. Los demás somos conocedores de que ella ha querido cambiar la ubicación de este equipamiento y tal modificación supondría una nueva demora que podría estar cercana a una década para moverla apenas 400 metros.

La Ministra conoce este planteamiento de FORO y Moriyón, y nosotros conocemos que esta sería su excusa perfecta para no tener que comprometer un euro de dinero público y paralizar el proyecto. Esto es así porque desplazar la intermodal obligaría, según los especialistas, a un nuevo estudio ambiental, la posterior modificación del planeamiento urbanístico y, tras todo este largo proceso, el encargo y elaboración del proyecto constructivo. Ese proceso puede tardar cerca de 10 años y mover 400 metros la estación no justifica tener que esperar otra década.

 

La falsa centralidad

Los cambios en la ubicación de la estación fueron justificados por FORO con la excusa de conseguir una mayor centralidad, argumento que parece «comprar» interesadamente la Ministra. Sin embargo, tal afirmación ignora intencionadamente la relación entre esa estación y el túnel sin trenes que Cascos construyó.

El Metrotren fue una iniciativa del Ministerio de Fomento y su construcción ha condicionado todo el proyecto de eliminación de la barrera ferroviaria de la ciudad, haciendo inviable la estación intermodal en el entorno del Humedal y obligando a llevarla hacia las inmediaciones de la Comisaría de Policía. La contrapartida era la creación de varias estaciones en el trayecto del túnel que convertirían al tren en un medio de transporte urbano de gran relevancia: más de 200.000 gijoneses y gijonesas tendrían una estación a menos de 15 minutos de su casa caminando.

Poner en servicio ese túnel, habilitar las estaciones previstas en el mismo y su prolongación hacia el hospital de Cabueñes son materias responsabilidad del Ministerio de Fomento. Sin embargo, nada de eso será posible sin construir la estación intermodal como se había previsto. Frente a la falsa centralidad de la que habla FORO, esto es lo que de verdad daría al tren un papel central en la vida de Gijón y lo acercaría a la inmensa mayoría de quienes vivimos aquí.

 

Carta a Carmen Moriyón

Como portavoz del Grupo Municipal Socialista, he enviado una carta a la Alcaldesa en la que le traslado todas estas cuestiones y mi deseo de que Ana Pastor cambie de actitud y le pido que no rompa el consenso existente en la ciudad sobre la estación. Dejo a continuación copia del escrito enviado (hay un enlace para su descarga al final del texto).

 

Compromiso con Gijón frente al abandono del Gobierno de Rajoy

  • El PSOE presenta enmiendas a los presupuestos como muestra del compromiso con Gijón: más de 54 millones para atender necesidades de la ciudad.
  • «No es admisible que el Gobierno del PP continúe con su política de discriminación negativa con Gijón».
  • Luisa Carcedo, Areces y José María Pérez denuncian el «abandono y la discriminación política» que sufren Gijón y Asturias en los Presupuestos Generales del Estado de 2016.


Los socialistas están «muy a disgusto» con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 porque «ignoran las principales necesidades de Gijón y Asturias». Así lo ha manifestado José María Pérez durante la presentación de las enmiendas referidas a Gijón en las cuentas del Estado para el próximo año. El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Gijón, acompañado por Luisa Carcedo y Vicente Álvarez Areces, ha denunciado que «no es admisible que el Gobierno del PP continúe con su política de discriminación negativa con Gijón y que se nos siga castigando mientras están dotando partidas presupuestarias en otras ciudades para los proyectos que niega en esta ciudad». Pérez ha cifrado en más de 54 millones los enmiendas presentadas por los socialistas asturianos a los proyectos referidos a Gijón en los PGE de 2016.

Los proyectos para la eliminación de la barrera ferroviaria y la construcción una estación intermodal, con los que, en su opinión, el PP había manifestado «su disposición a poner soluciones en la mesa», según Pérez, «han sido respondidos en los Presupuestos sin iniciativas ni recursos para abordar dichos problemas, como en los accesos a El Musel, una petición a la que también se responde sin ejecutar la partida presupuestaria de 2015 y con partidas exiguas para la de 2016».

Luisa Carcedo, por su parte, ha destacado que las 1.600 enmiendas que el PSOE ha presentado a los PGE de 2016 «no son por capricho sino enmiendas que responden a compromisos adquiridos por la Administración General del Estado». La diputada nacional, además de denunciar el «franco abandono de todos los compromisos con Gijón» se ha quejado de que el PP «ha hecho, de forma selectiva, una aplicación de la inversión en los territorios que al Gobierno políticamente le ha interesado, y Gijón no le interesó nunca».

Enmiendas del PSOE para inversiones directas en Gijón

Enmiendas del PSOE para inversiones directas en Gijón

Enmiendas del PSOE para inversiones en Asturias que afectan a Gijón

Enmiendas del PSOE para inversiones en Asturias que afectan a Gijón

Los accesos a El Musel

La parlamentaria asturiana ha detallado que las enmiendas que los socialistas han presentado y que directamente están relacionadas con proyectos para Gijón ascienden a 27.920.000 millones, a los que hay que sumar 26.150.000 millones en partidas en proyectos que de forma indirecta afectan a Gijón. Entre las primeras, destacan las enmiendas para los accesos a El Musel Llorreda-Veriña (5 millones), los accesos a El Musel por Jove (6 millones), la integración ferroviaria de Gijón (8 millones), la conexión por ferrocarril a la Zalia-intermodalidad de mercancías (1 millón), la conexión Oviedo, Gijón, Avilés (300.000 euros), la regeneración de la playa de San Lorenzo (2,5 millones) y una enmienda de 120.000 euros para la Fundación Laboral Centro de Arte y Creación Gijón. Para Carcedo, se trata de enmiendas importantes porque «tienen que ver con infraestructuras  básicas y con la creación de un entorno favorable para el desarrollo industrial».

Vicente Álvarez Areces ha detallado las enmiendas presentadas por los socialistas en las partidas para proyectos que afectan a Gijón, como el tercer carril de la Y (200.000 euros), la mejora de seguridad y funcionalidad de la red de cercanías (450.000 euros), la mejora de cercanías de Asturias (5 millones), la mejora de la red de ancho métrico (8,5 millones), el Consorcio de Transportes de Asturias (7 millones) y el EDAR de Interés General (5 millones). El senador socialista asturiano se queja de que los PGE de 2016 «no contribuyen a la recuperación económica, incrementan la desigualdad y no contribuyen a la modernización y fortalecimiento de la economía española». Sin olvidar criticar que «estos Presupuestos asignan recursos arbitrariamente y de forma partidista, de forma que Asturias sólo ha recibido el 6% de las inversiones realizadas en el Noroeste de España». «Hay una discriminación política evidente y un abandono de Asturias tratando de favorecer intereses políticos del PP que no responden a los criterios de necesidad de la sociedad», ha añadido.

Respecto a El Musel, Areces denuncia que el puerto gijonés, «que en 2012 era uno de los mejores puertos de Europa, desde el Gobierno del PP se ha intentado que todas las iniciativas del puerto fueran drenadas para favorecer las de otros intereses ideológicos y políticos».

Las enmiendas a los PGE de 2016 se votarán el próximo miércoles en el pleno del Congreso y, en caso de ser rechazadas, serán debatidas el 13 de octubre en el Senado.

Estación intermodal: «pedimos que se cumpla ya y que se dejen de hacer dibujitos en un papel»

Lo que demuestra Carmen Moriyón es que este ayuntamiento sigue sin tener, tres años y medio después, ninguna idea, iniciativa o propuesta coherente para abordar el proyecto de la estación intermodal de Gijón.

Esta es una ocurrencia del Gobierno de Foro y de Carmen Moriyón que sirve para dar una coartada al Partido Popular para que siga retrasando presentar proyectos para la llegada de la alta velocidad y para la integración del ferrocarril en Gijón. Todo esto es un enredo innecesario y oportunista que está relacionado con la preocupación por los malos resultados de las encuestas para Foro en Gijón.

Es por todo esto que «pedimos que se cumpla ya y que se dejan de hacer dibujitos en un papel, que sólo obedecen a ocurrencias oportunistas, sin ningún fundamento». Desde el Partido Socialista de Gijón, entendemos que hay que exigirle al Gobierno central que ponga en marcha un plan que es muy necesario para la ciudad y que se construya de una vez la estación intermodal.


Un proyecto, el de la estación intermodal, que de no gustar al Ministerio, debería ser modificado (han tenido tres años para ello) y presentado, comprometiendo los recursos económicos que permitan su ejecución material. Los planes de integración del ferrocarril, han sido vistos y discutidos en numerosas ocasiones en Gijón. Además, hay un plan aprobado por las instituciones municipales y que ha sido acordado con el resto de las administraciones.

Todo esto se reflejaría en un mayor coste del proyecto para los gijoneses. Por un lado, habría un mayor retraso en estas obras que son necesarias y, por el otro, un incremento en el precio  de las mismas, en la medida en que se introducen actuaciones no previstas, más caras y que encima se eliminan una parte de los aprovechamientos que ayudarían a pagarla.