“Podemos e IU renuncian a la mayoría de izquierdas en el Ayuntamiento para seguir sosteniendo a FORO”

 

  • El nuevo documento convierte en terciario, suelo industrial del Polígono de Porceyo y recupera la ficha de la finca Bauer, retirada en febrero de 2016

  • Por primera vez el PGO limita la edificabilidad de los equipamientos locales públicos, equiparándolos a los privados


La concejala del Grupo Municipal Socialista, Begoña Fernández, ha lamentado hoy que Podemos e Izquierda Unida hayan renunciado a hacer valer la mayoría de izquierdas del Ayuntamiento para introducir mejoras sustanciales en el PGO,  “porque prefieren dar estabilidad al gobierno de FORO, al que se deben, sobre todo los concejales de Podemos”, ha señalado.

Fernández, quien en la Comisión de esta mañana no ha definido el sentido del voto socialista, dejándolo abierto de cara al Pleno del miércoles, ha señalado que FORO sigue con su estrategia de dar a los grupos la menor información posible, “colar de tapadillo” cambios no reflejados en los informes y dejar muchas cuestiones sin responder.

La edil socialista ha denunciado que una parte importante de suelo industrial del Polígono de Porceyo pasa a ser terciario. Este cambio supone, según sus palabras, que allí se va a generar una zona comercial para que se instalen grandes superficies, algo  que contraviene las Directrices de Comercio y perjudica directamente al pequeño comercio de la ciudad.

Por otra parte la concejala ha señalado que en el nuevo Documento de Aprobación Inicial que se someterá al Pleno del miércoles, se vuelve  recuperar la ficha de la finca Bauer, retirada en el Pleno de febrero de 2016. Una operación injustificada, como ya denunció el PSOE en su momento, con la que se generan “de manera injustificada” plusvalías para la familia Rato Figaredo.

Asimismo ha explicado que el PGO limita por primera vez la edificabilidad de los equipamientos locales públicos, equiparándolos a los privados. La concejala se ha referido a colegios públicos, culturales, centros de salud, etc.

Otra de las cuestiones a las que se ha referido es la expropiación del Rick´s “que le puede salir muy cara al Ayuntamiento” si no se alcanza un acuerdo entre la propiedad de la parcela y a administración local.

Por último ha señalado que no existe ninguna medida correctora para las laderas inestables del barrio de El Muselín, así como la ausencia de las fichas de los urbanizables del Infanzón, Peña Francia y Cabueñes

Begoña Fernández: “Estamos ante una nueva aprobación del Plan General con año y medio de retraso”

• Lo que aprobará el Pleno de la próxima semana no es el informe de alegaciones, porque no existe, es una modificación del documento inicial

• El PSOE cuestiona la legalidad de aprobar un nuevo documento inicial, en base a unas alegaciones que no se han resuelto


La concejala del Grupo Municipal Socialista, Begoña Fernández, ha manifestado hoy que lo que los grupos políticos aprobarán en el próximo Pleno del 20 de septiembre, no es el informe de alegaciones del PGO “porque no existe”, sino una modificación del Documento Inicial aprobado por todos los grupos, excepto el PSOE, en febrero de 2016.

Un documento con deficiencias de legalidad y cambios, de criterio político, que el PSOE lleva más de un año y medio denunciando, ha señalado, y que han quedado confirmadas con las modificaciones que el equipo de gobierno ha introducido, obligando a iniciar de nuevo los trámites para una nueva aprobación.

La concejala del PSOE ha incidido en que “estamos repitiendo el trámite de aprobación inicial” porque lo que se va a llevar al Pleno, ha explicado, es una modificación del Documento aprobado en febrero de 2016, tal y consta el propuesta, para posteriormente abrir un nuevo período de dos meses de información pública, durante el que podrán presentarse alegaciones, para después pedir a las administraciones afectadas por el PGO, nuevos informes sectoriales.

En este sentido ha cuestionado la legalidad de aprobar un nuevo Documento de Aprobación Inicial, en base a unas alegaciones que no se han resuelto.

Fernández ha señalado que las 1500 alegaciones presentadas al primer documento inicial se sumarán a las que se reciban durante el nuevo período de información pública, y cuando estén todas resueltas, se presentará el informe de alegaciones para su aprobación, algo que, según sus palabras, “no sucederá antes de un año”.

La edil socialista ha añadido que, si bien algunas de las modificaciones introducidas son las que el PSOE lleva más de año y medio demandando, la orientación del voto se decidirá una vez se revisen los documentos entregados por el equipo de gobierno, de extrema densidad, “porque nosotros sí nos miramos los papeles”, apuntado.