Gijón necesita un cambio

Artículo de José María Pérez que hoy publica La Nueva España

Gijón necesita un cambio y cada día conocemos nuevos datos que lo evidencian. El último es el avance de la liquidación del presupuesto municipal de 2015 donde Foro reconoce que ha dejado sin utilizar 50 millones de euros destinados a atender las necesidades de las y los gijoneses. Esa es la diferencia entre el presupuesto final y las obligaciones reconocidas a 31 de diciembre, y representa casi 1 de cada 5 euros del total disponible. ¿Cómo es posible algo así? Pues porque el gobierno municipal de los concejales de Álvarez Cascos no es capaz de cumplir ni su palabra ni las obligaciones que asumen. El PSOE y los demás grupos aprobamos destinar millones de euros a lo que Carmen Moriyón llamó un “plan de choque” en materia social. Ahora los números confirman lo que venimos diciendo: no han hecho nada con ese dinero.

Está visto que resulta muy poco útil que los demás grupos municipales seamos proactivos y aprobemos modificaciones para desarrollar programas de atención a personas desempleadas o a familias con pocos recursos, dedicar más fondos a apoyar la iniciativa emprendedora y el autoempleo o mejorar las condiciones de acceso a la vivienda. Todo esto es inútil cuando quien gobierna demuestra nulo interés por los problemas reales. Es un ejemplo más del suma y sigue de la desidia a la que nos somete Foro desde hace casi cinco años y de su falta de preocupación real por lo que les pasa a nuestros vecinos y vecinas.

Como ejemplo de lo anterior pueden servir unos datos: de los 13 millones de euros aprobados para programas de empleo y apoyo a la contratación han utilizado menos de 7; de los 20,6 millones para Servicios Sociales sólo han utilizado 16,4 ¿Creen que la situación social y económica está para desaprovechar más de 10 millones de euros en programas sociales y de empleo? Para el PSOE esto es un despropósito inaceptable.

Pero hay quien podría pensar que esto sucede porque consideran prioritario dedicar el dinero a otras cosas así que vamos a revisar el capítulo inversor, del que hablan mucho pero en el que hacen poco, muy poco: sus datos muestran que han utilizado 1 de cada 3 euros disponibles, es decir 12,9 millones de euros de un total de 35,8 millones. Si revisamos lo relativo a desarrollo empresarial, han dejado sin utilizar 1,6 millones, lo que supone que un 25% del presupuesto disponible se ha vuelto a quedar en el cajón -algo que se ha convertido en el modus operandi habitual de Foro-. Y si vemos lo relativo a obras en las calles y alumbrado público, la inacción es escandalosa: han utilizado menos del 25% de los 9,3 millones disponibles en el presupuesto ¿Dónde está la buena gestión en estos números?

Lo de Foro no es cuestión de prioridades sino más bien pura indolencia. La falta de iniciativa y proyecto para Gijón se pone de manifiesto mes tras mes, debate tras debate. La terca realidad demuestra que su gobierno se queda sólo en palabrería, en titulares llamativos pero contenidos desvaídos, y en promesas que nunca se hacen realidad ¿Acaso hay algo bueno en dejar de atender a las personas con especiales dificultades? ¿Es positivo que las calles se llenen de baches y las aceras de socavones? ¿Tiene algo de bueno que no apoyemos con más decisión el desarrollo empresarial? ¿Qué ciudad quiere dejar a las siguientes generaciones?

El 25 de mayo de 2015 la ciudadanía eligió democráticamente a quienes la representamos en el Ayuntamiento. La mayoría habíamos manifestado el compromiso para cambiar cosas como las que acabo de describir y algunos incluso habían colocado líneas rojas para distanciarse de Foro. Sin embargo, los de Cascos siguen al frente del Ayuntamiento y las consecuencias se reflejan en datos como los de este presupuesto, la antítesis de algo que pueda considerarse como rescate ciudadano o compromiso social.

Gijón necesita movilizar todos sus recursos para salir del impasse al que Foro la está sometiendo porque esconder los problemas no ayuda a resolverlos. Sin embargo, lejos de vislumbrar un cambio de actitud, la liquidación del presupuesto de 2015 vuelve a demostrar la incapacidad de Foro para gestionar la ciudad, empeorando incluso los resultados obtenidos en la liquidación presupuestaria de 2014.

Carmen Moriyón y sus concejales demuestran con sus hechos que son malos gestores de los recursos de Gijón, cuyos ciudadanos y ciudadanas necesitan más que nunca que en el Ayuntamiento haya hombres y mujeres dispuestos a trabajar a diario para que su vida sea mejor. Para eso nos han elegido. Ignorarlo, no querer debatirlo o tratar de que pase desapercibido sólo sirve para volver a repetirlos mismos errores, y eso es sinónimo de más problemas, de más personas desatendidas, de menos compromiso público, de más frustración ciudadana.

Estos 50 millones de euros no empleados son el reflejo de un continuismo que lastra el futuro de Gijón y también la demostración palpable de que la aparente bondad de las palabras de Carmen Moriyón nada tiene que ver con la cruda realidad.

Puedes ver el artículo en http://suscriptor.lne.es/suscriptor/gijon-opinion/2016/03/06/gijon-necesita-cambio/1892975.html

RECURSOS Y COMPROMISO CON LAS PERSONAS

Artículo de opinión sobre la necesidad de modificar la prórroga presupuestaria decretada por Carmen Moriyón en el Ayuntamiento de Gijón. Se basa en el publicado por el diario La Nueva España y que puede consultarse también siguiendo este enlace.

José María Pérez López, Portavoz del Gr. Municipal del PSOE. Foto: Marcos León, La Nueva España.

José María Pérez López, Portavoz del Gr. Municipal del PSOE. Foto: Marcos León, La Nueva España.

Necesidad de mayor compromiso con las personas

En tiempos convulsos las necesidades suelen crecer a mayor velocidad que los recursos para afrontarlas. Cuando miles de familias siguen sufriendo las consecuencias de la crisis, tenemos que reforzar el compromiso de las instituciones para buscar soluciones viables que den respuesta a esos problemas. Sin embargo, en Gijón tenemos un gobierno local que no está por la labor.

FORO no quiso hacer una negociación del presupuesto de la ciudad y la consecuencia fue el rechazo a su proyecto y que hoy tengamos que buscar otros caminos que ayuden a activar toda la capacidad económica del ayuntamiento. Y en este proceso es Carmen Moriyón, como primera autoridad, quien debe asumir sus responsabilidades.

Activar la capacidad económica es utilizar todos los recursos económicos disponibles de acuerdo con los límites que fijan las leyes y hacerlo así es la primera obligación de la Alcaldía. Por ejemplo, incluir en la resolución de la prórroga todas las previsiones que se corresponden con programas o servicios que se sabe que tendrán continuidad en 2016. FORO no lo ha hecho y ha reducido la cantidad total de la prórroga excluyendo convenios con múltiples entidades educativas, culturales, deportivas, o sociales. Sólo esto ha supuesto un recorte innecesario de 4 millones de euros.

La consecuencia es que programas habituales en Gijón como la atención a víctimas de violencia de género, el servicio de Serenos, el apoyo a clubes deportivos, la colaboración con centros educativos, el apoyo a la investigación en el Campus de la ciudad, programas de prevención del consumo de drogas y de ocio alternativo para jóvenes como Abierto hasta el Amanecer, o el pago del alumbrado navideño (el de la Navidad pasada), carecen ahora mismo de recursos en el presupuesto.

Esto sucede porque lo ha decidido la Alcaldesa de Gijón pese a que otros ayuntamientos de diferente signo político de toda España han incluido el dinero para este tipo de acuerdos en sus prórrogas. En Gijón, por el contrario, tendremos que buscar ahora recursos para poder continuar con ellos.

Modificaciones presupuestarias o presupuesto nuevo: Activemos todos los recursos

El siguiente problema que se origina es que las posibles modificaciones en los capítulos de gasto deben financiarse con los recursos que figuran en la resolución que regula la prórroga. Con carácter general, esto supone que se cambia el dinero de un sitio a otro pero sin incrementar la cantidad global previamente recortada, excepto en inversiones. Lo que sucede es que ayudar a personas sin empleo a formarse, apoyar a las familias en la educación de sus hijos e hijas, realizar programas educativos y de conciliación en los colegios o atender como se merecen a las víctimas de violencia de género, por citar algunos programas, representan actuaciones que solo pueden financiarse recortando otras partidas de gasto. No son inversiones en el sentido contable aunque constituyen una inversión real para mejorar las condiciones de vida presentes y futuras de miles de hombres y mujeres.

Adicionalmente, hay que tener en cuenta que el consistorio tiene que afrontar obligaciones de gasto nuevas, como el pago de unos 3,5 millones de euros en indemnizaciones por el fraude en la contratación de trabajadores de los planes de empleo municipales gestionados por FORO. Igualmente, este año el personal municipal tiene un incremento de un 1% en sus salarios y se le debe abonar la paga extra que Rajoy les quitó en 2012, lo cual supone una cifra cercana a los 2 millones de euros adicionales. Estas partidas, igual que las citadas anteriormente, forman parte del gasto corriente y también deberán afrontarse recortando otros gastos.

Por lo tanto, podría concluirse que la prórroga firmada por Carmen Moriyón limita la capacidad de atender problemas de las y los gijoneses pero también limita la capacidad para responder a ellos a través de modificaciones de su decreto de prórroga. En diciembre pasado su proyecto de presupuestos no salió adelante porque carecía de compromiso para abordar los problemas de la ciudad y tal parece que ahora FORO pretende limitar más esa capacidad de respuesta aprobando una prórroga que reduce aún más el presupuesto disponible.

Gijón necesita utilizar todos sus recursos para dinamizar la ciudad y responder a los problemas que afectan a sus hombres y mujeres. Hacerlo exige un compromiso colectivo y el PSOE lo asume igual que ofrece diálogo y colaboración al resto de grupos municipales para resolver este problema que ha generado el gobierno municipal de C. Moriyón.

Los socialistas aceptamos cualquier mecanismo de los previstos en la ley y que sea útil para conseguir tal objetivo. Consideramos que lo primero sería reformar el decreto de prórroga incluyendo esos gastos que FORO eliminó en programas con entidades ciudadanas, manteniendo las actividades que estas entidades realizan sin restar recursos que pueden ser utilizados para cubrir otras necesidades. A eso habría que añadir modificaciones presupuestarias que generen nuevos programas en el ámbito social, cultural, educativo o relacionados con el empleo. Igualmente, es necesario dotar de recursos el capítulo de inversiones para afrontar compromisos como las ayudas a la rehabilitación de fachadas y barrios o la compra de los terrenos para ampliar el Parque Científico y Tecnológico, por citar algunos.

En este contexto, sorprende que el partido de Álvarez-Cascos se niegue a modificar el decreto de prórroga y prefiera utilizar mecanismos considerados excepcionales en la legislación para dedicar parte del endeudamiento a cubrir necesidades de gasto corriente como las descritas en los párrafos anteriores. Sería mucho más sencillo y más barato modificar la resolución por la que se fijan las partidas que se prorrogan pero su empecinamiento en no corregir errores se lo impide.

 

José María Pérez. Portavoz del Gr. Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Gijón.

El presupuesto de Foro evidencia que siguen sin tener un proyecto para Gijón

  • El presupuesto presentado por Foro no recoge ni sus propios compromisos en bienestar social y empleo

  • Moriyón renuncia a utilizar toda la capacidad económica del Ayuntamiento y recorta en materia social, empleo e inversiones.

  • Lo único que puede mejorar esta situación es una prórroga bien gestionada

  • La prórroga presupuestaria debe incluir los créditos  iniciales, previstos en las cuentas de 2015, destinados a convenios y ayudas para asociaciones y entidades sociales

El portavoz del Grupo Municipal Socialista ha explicado que el proyecto de presupuestos presentado por Foro ni permite resolver los problemas de la ciudad, ni siquiera responde a los compromisos que el propio equipo de Gobierno asumió en su toma de posesión en junio de 2015.

Para José María Pérez “el presupuesto de Foro es el reflejo de la mayor de las carencias que tiene el  Gobierno municipal, y es que después de cuatro años al frente del Ayuntamiento de Gijón, siguen sin tener un proyecto de ciudad”.

El presupuesto presentado por FORO no hay enmienda que lo arregle, según el portavoz socialista, salvo que la oposición presente sus propias cuentas y le diga al equipo de Gobierno lo que tiene que hacer con él. Tal cuestión no puede hacerse por la regulación legal puesto que es el gobierno, FORO en este caso, es quien tiene la responsabilidad de elaborar el proyecto presupuestario.

Las cuentas de Moriyón para 2016 vuelven a ser un presupuesto parcheado que toma como referencia el elaborado en 2011 por la  última corporación socialista. Respecto a aquellas cuentas, el presupuesto municipal crece en 15 millones de euros pero FORO ha recortado 4 millones de euros para empleo, 1’4 millones para actividad económica y promoción turística y 8 millones de euros en inversiones.

PLANES DE EMPLEO

Si se toma como referencia el presupuesto de 2015, los recortes en materia social o empleo son muy cuantiosos. En Acción Social y Vivienda el recorte forista es de 3’6 millones de euros (un -17’91%) y en programas y planes de empleo la partida baja en 5’6 millones de euros, un 42’77% menos que en 2015. En cuanto a inversiones, el recorte asciende a un 59,37%.

BIENESTAR Y VIVIENDA

INVERSIONES

José María Pérez ha señalado que el presupuesto de una ciudad debe sumar, y en Gijón, con Foro, resta. Por eso, la única forma de mejorar esta situación será con una prórroga presupuestaria, pero bien gestionada.

Así ha recordado que, en 2013 el Ayuntamiento de Avilés tuvo prórroga presupuestaria y aprobó el decreto  que la regulaba el 3 de enero incluyendo las ayudas a entidades igual que se hizo en la prórroga presupuestaria del Principado de Asturias de 2014, así espera la misma celeridad por parte del Gobierno de FORO para que la ciudad no pierda tiempo ni recursos.

José María Pérez ha hecho hincapié en que la prórroga presupuestaria debe incluir los créditos iniciales del presupuesto de 2015, destinados a las asociaciones y entidades sociales. El portavoz indicó que si alguna de estas entidades tiene problemas para disponer de recursos en 2016 será porque el Gobierno municipal de FORO no ponga en marcha la prórroga presupuestaria en tiempo y forma adecuadas.

Pérez ha vuelto a incidir en que el equipo casquista renuncia a aprovechar  la capacidad económica que la ley le otorga al Ayuntamiento y eso limita los recursos disponibles para invertir en los ciudadanos.

4,5 millones de euros para planes de empleo por iniciativa del PSOE

  • Pedimos que se hagan contrataciones a personas con más dificultad para encontrar empleo, empezando por personas desempleadas de larga duración.
  • Exigimos al gobierno municipal que actúe con diligencia para emplear estos recursos y no siga demorando tomar decisiones: no pueden seguir acumulando retrasos e incumplimientos.
Trabajadores de planes de empleo de Gijón. Fotografía: Ayuntamiento de Gijón.

Trabajadores de planes de empleo de Gijón. Fotografía: Ayuntamiento de Gijón.

El PSOE presentó una iniciativa el pasado 22 de junio para dedicar 5 millones de euros a nuevos planes de empleo complementarios que atiendan las necesidades urgentes de miles de hombres y mujeres de Gijón. Esa iniciativa se ha aprobado hoy aunque con una cifra ligeramente inferior, de 4,5 millones de euros.

El objetivo de esta actuación es facilitar opciones para formar y ofrecer una experiencia práctica a cientos de hombres y mujeres que, en algunos casos, llevan años en desempleo. Hablamos de realizar una actuación complementaria a los programas que ya desarrolla el Principado de Asturias, recobrando el compromiso de Gijón para atender a las personas que más sufren las consecuencias de la crisis.

La parte negativa de esta aprobación es el retraso que acumula el Ayuntamiento en la tramitación de estos asuntos. En julio nos pidieron esperar a septiembre para su tramitación en Pleno con el fin de poder acompañarlo de unas bases para su convocatoria. Sin embargo, dichas bases no existen y ahora aún deberemos esperar más de un mes para que puedan aprobarse esas bases. Esta es la razón por la que exigimos al gobierno municipal que actúe con diligencia para emplear estos recursos y no siga demorando tomar decisiones que permitan dar uso a estos recursos.

El cambio: cómo atender las necesidades de las personas

Nosotros hablamos de cambio en el ayuntamiento para que este responda a las necesidades reales de las personas. Defendemos un cambio para que se prioricen los programas de empleo y de formación en vez de dedicar los recursos municipales a realizar pagos anticipados e innecesarios a los bancos. Queremos cambio para que se atiendan las necesidades sociales de miles de familias en riesgo de exclusión y no se deje el dinero en el cajón pese a que está disponible.

Hablamos de cambiar para que el ayuntamiento se comporte como una administración responsable y garante de los derechos ciudadanos en vez de actuar como una gestoría de visión alicorta y carente de proyectos de futuro, como ha sucedido en los últimos cuatro años.

Y hablamos de todo esto porque en Gijón las urnas han dibujado un Ayuntamiento en el que hay al menos 15 concejales y concejalas que representan a proyectos políticos que han demandado cambios en dirección similar a la que aquí planteo. De aquí al sábado 13 de junio trabajaremos para que esa mayoría sea la que decida el futuro de Gijón. Quienes tenían hasta ahora una mayoría de 14 (FORO+PP) ahora tienen 11 concejales, y ese es el reflejo de que se han quedado en franca minoría.

Y se llaman “nuevos” …

Lo anterior lo escribo tras escuchar hablar del cambio en términos de “los nuevos” y “los viejos” pero sin querer entrar en qué hacer o para qué. Es la reacción de la candidata de Álvarez-Cascos, personaje sobradamente conocido como paradigma de la renovación. Y habla así quien se presentaba ya hace 4 años como nueva aunque practicó el mismo estilo rancio de la vieja política de la que su jefe fue un destacado protagonista desde 1979. La responsable de que el Ayuntamiento de Gijón hubiese dado la espalda a los problemas reales mientras generaba división y crispación entre la ciudadanía.

 

Solidaridad

Cena en el Albergue Covadonga

El Orfeón del Grupo Covadonga amenizó la cena a los usuarios del Albergue.

Ayer asistí a la cena que organiza el Albergue Covadonga donde compartimos mesa con los gestores de la entidad y también con las personas usuarias de este equipamiento social. Ha sido una buena experiencia para conocer de primera mano como ha ido evolucionando su labor durante la grave crisis económica que padecemos y para comprobar como la solidaridad del tejido social de Gijón continúa reforzándose.

En una ciudad en la que han crecido los problemas sociales y el desempleo afecta a cerca de 30.000 personas, el compromiso de su ayuntamiento ha disminuido. En 2014 el gobierno de Carmen Moriyón dejará 12 millones de euros sin gastar por su desidia y falta de iniciativa, sin haber realizado aún las contrataciones de los beneficiarios del plan de empleo municipal de este año que termina. Frente a la indecencia que representa esa dejadez municipal en tiempos tan duros, la solidaridad es un valor a potenciar y el Albergue Covadonga una entidad que merece reconocimiento.

Esta institución atiende a personas sin hogar ni recursos y a ello se dedican con energía sus integrantes, tanto los que realizan allí su labor profesional como los hombres y mujeres que colaboran con la institución como voluntarios. Esta es una buena época para animarse y echarles una mano para que el impacto y el alcance de la solidaridad llegue a más personas, para recordar que estamos en tiempo de compromiso.