El PSOE pide la estabilidad y la competitividad de los precios eléctricos para el tejido industrial asturiano

    • La iniciativa plenaria tiene como objetivos consolidar la actividad y el empleo de industrias como Arcelor

    • El precio de la energía eléctrica es un elemento clave de la competitividad del tejido industrial asturiano

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, José María Pérez, ha presentado esta mañana una iniciativa que se presentará en el pleno de este mes que tiene que ver con la situación que atraviesan las grandes empresas industriales asturianas entre las que se encuentra Arcelor. Dicha situación está relacionada con “la inestabilidad de los precios eléctricos que afecta a estas empresas y con el cambio de modelo que se está produciendo”.

Recientemente, se ha conocido la convocatoria del Gobierno de España para una nueva subasta de energía para la gran industria por un periodo de 5 meses, algo que dificulta la planificación de inversiones por parte de las compañías. Pérez ha asegurado que lo que se plantea con esta iniciativa es que dicho modelo se ponga en marcha “un nuevo modelo con la mayor celeridad para conseguir unos precios más estables y un horizonte más claro para las empresas”. El objetivo no es otro que permitir que la industria electrointensiva asturiana se “organice, planifique y ejecute sus inversiones, de modo que se consolide su actividad y el empleo” en Asturias y en Gijón.

La iniciativa insta al Gobierno nacional a mantener el servicio de gestión de la demanda de interrumpibilidad y a implantar un procedimiento de asignación y retribución adecuados a la funcionalidad y eficiencia; implementar nuevos mecanismos y procedimientos que permitan habilitar un suministro eléctrico garantizado y de calidad a un precio competitivo, estable y predecible; y mostrar el apoyo a las empresas electrointensivas asturianas para que sigan generando empleo de calidad y siendo competitivas, y que se haga, tal y como ha explicado el portavoz socialista, “dentro del marco de la normativa europea”.

La iniciativa, que cuenta ya con el apoyo de Izquierda Unida, se ha presentado como una Declaración Institucional, a la espera de que el resto de grupos políticos de la corporación adopten una postura, aunque varios de ellos se han manifestado proclives a apoyarla.